Shoftim – 5776

Nos presenta tres estructuras de gobierno: Shoftim (jueces) Shotrim (guardianes) y Melajim (reyes). Y el orden de aparición no es casual.

Ante todo Moshé establece y funda la estructura para la justicia social: ”Jueces y funcionarios (guardianes) te pondrás en todas tus ciudades que Adonai  tu Dios te dará en tus tribus, los cuales juzgarán al pueblo con justo juicio”. Deuteronomio 16:18

¿Qué es justo juicio?  

No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos.20 justicia,  justicia seguirás…” (19)

¿Con que finalidad, cual es el objetivo?  “Para que vivas”

Aunque esta propuesta, la bíblica está muy lejos de los modelos de gobiernos cercanos a nosotros, encierra una visión sorprendente.

Lo más significativo en mi opinión, es que Moshé primero propone el funcionamiento de una justicia clara, segura, auténtica y transparente, además de un mecanismo de control y seguridad con los shotrim (guardias o funcionarios) y más adelante en la misma parashá presenta la propuesta de la monarquía como liderazgo.

Moshé enseña así, la necesidad de que exista que haya un gobierno, pero cree que es indispensable la organización social y comunitaria con una justicia para los ciudadanos. Solo así se iba a poder transformar esa federación que estaba constituida por las tribus en un reino.

En esta parashá está escrito como se imaginó Moshe el sistema judicial estable en el futuro Israel

Y el hombre que procediere con soberbia, no obedeciendo al sacerdote que está para ministrar allí delante de Adonai tú Dios, ó al juez, el tal varón morirá: y quitarás el mal de Israel. Y todo el pueblo oirá, y temerá, y no se ensoberbecerán más. Cuando hubieres entrado en la tierra que Adonai  tu Dios te da, y la poseyeres, y habitares en ella, y dijeres: Pondré rey sobre mí, como todas las gentes que están en mis alrededores;  Sin duda pondrás por rey sobre ti al que Adonai  tu Dios escogiere: de entre tus hermanos pondrás rey sobre ti: no podrás poner sobre ti hombre extranjero, que no sea tu hermano”. (12-15)

Aunque Moshé menciona que será importante la indicación y aprobación de Dios con respecto a quien será el rey, su propuesta de liderazgo brota desde abajo, desde el llano y  no desde el cielo.

Es posible instalar la futura monarquía, o construirla para Moshé,  si funciona el aparato judicial transparente y sin corrupción.

Esta parashá es famosa por contener la mitzvá de coronar un rey.

Pensadores de todos los tiempos tropezaron con este texto y algunos hasta llegaron a admitir que no hay aquí una mitzvá, una obligación.

Maimónides por ejemplo no duda y establece que está escrito:”som tasim aleja melej” (establece para ti un rey) y por lo tanto es un precepto positivo que Israel debe cumplir estando en su tierra.

Su opinión es minoritaria ya que otros pensadores como Don Itzjak Abarbanel (1500) que era un líder judío y autoridad reconocida tanto dentro del seno del pueblo como afuera en el mundo gentil,  escribe: que no comparte la opinión de que designar un rey es una obligación.  

Dice que es natural que el pueblo tenga varios líderes, que puedan administrar un estado y sus leyes y trabajar juntos creando confianza. Además la monarquía es hereditaria y no tiene un plazo acotado de tiempo. Y por eso dice también que el liderazgo puede ser temporal, cambiar año a año o por determinados lapsos de tiempo.  Las acciones pueden ser evaluadas y puede existir la necesidad hasta de castigar irresponsabilidades en la conducción. Un rey, según su visión, con tanta acumulación de poder tendrá desaciertos y hará más daño que varias personas trabajando juntas. Los lideres no tienen presente que siempre tendrán que rendir cuentas y si es necesario serán castigados y esto los llevará al desprecio publico de la gente.

Es muy lindo el texto de Abarbanel que dice: y si el rey es un tzadik, es mejor que haya otro mas y juntos conformen un gobierno de tzadikim.

Sin dudas Abarbanel es un exegeta de los viejos, de la época posterior a la expulsión de nuestro pueblo de España, pero su propuesta es muy actual, más que actual necesaria!!!

Una vez más nuestros maestros nos sorprenden, no hay una sola visión o enfoque judío de gobierno.

No podemos hablar con Moshe o Abarbanel y explicarles que ya casi no existen reyes y hay equipos que gobiernan y lideran países y aun así la cosa no se ve tan  ideal.

Pero si podemos regresar al texto de la Torá y darnos cuenta que la propuesta política si no viene de la mano de la justicia no funciona!

Shabat Shalom uMevoraj!