Shelaj Lejá – 5777

Al final de esta parashá está el precepto de tzitzit.

Y Adonai habló a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel, y diles que se hagan franjas en los bordes de sus vestidos, por sus generaciones; y pongan en cada franja de los bordes un cordón azulado” Números 15: 27-28

En este texto la Torá nos ordena colocar a cada vestimenta que posee cuatro puntas tzitzit.

Son los hilos que colocamos en cada punta, cuatro hilos que al colocarlos en el ojal de la punta se ven ocho. Siete de color blanco y uno tejelet rodeando a los siete blancos (hay varias costumbres)

Hoy en día no se usan vestimentas que terminan en puntas y por eso cumplimos la mitzvá a través del talit con los mencionados tzitit.

El tejelet, que hoy traducimos celeste, azulado o hilo cárdeno, debe ser producido de un molusco especial del mar.

Como en la actualidad no hay certeza sobre cuál es el caracol y como se produce el color tejelet, la mayoría utiliza para el tzitzit hilos blancos.

Existe un grupo que asegura haber identificado el molusco y el modo de producir el color y por eso hoy también utiliza el hilo tejelet.

Dicen que los hilos blancos del tzitzit representan los detalles, cada componente y parte que existe en el mundo. Y el color tejelet תכלת , representa la finalidad y el propósitoתכלית tajlit de cada cosa.

¿Por qué tejelet está relacionado con propósito además de tener las mismas letras en ivrit?

Muchos de nosotros cuando necesitamos ver y encontrar fuerza, miramos lejos y buscamos el cielo y lo vemos tejelet.

Tejelet simboliza la realidad que se encuentra más allá de las circunstancias que vivimos cotidianamente.

Al vestir tzitzit y rodear con hilo tejelet los hilos blancos, expresamos que todos los detalles, las pinceladas de nuestra vida, las pequeñas acciones, deben unirse hacia una finalidad.

Al vestir el talit podemos transportarnos al blanco y al tejelet de la vida, examinar los detalles en relación a la intención y las metas de nuestra existencia.

La propuesta es quizás mirar lejos y entender la idea de que cada suceso, cada acción, tiene un significado y un sentido.

Shabat Shalom uMevoraj!