La comunidad judía de Palermo

Jukat– 5778

Guardián de mi hermano [y mi hermana]
Por  Sarah Tauber, Profesora Asistente en la Escuela  de Graduados William Davidson de Educación Judía

EL EFECTO DURADERO DE LOS VÍNCULOS ENTRE HERMANOS, EL AMOR FRATERNAL Y LA MUERTE DE HERMANOS

La literatura sobre las relaciones entre hermanos muestra que durante la edad madura y la vejez, los indicadores de bienestar -humor, salud, ánimo, estrés, depresión, soledad, satisfacción con la vida- están ligados a cómo te sentís con respecto a tus hermanos y hermanas. En un estudio sueco, la satisfacción con el contacto entre hermanos en los años 80 estuvo estrechamente relacionada con la salud y el estado de ánimo positivo, más que con la satisfacción con las amistades o las relaciones con niños adultos. Y la soledad se alivió para las personas mayores con una relación de apoyo con sus hermanos, sin importar si dieron o recibieron apoyo.

-Robin Marantz Henig, “Tus hermanos adultos pueden ser el secreto de una vida larga y feliz”, NPR (sitio web), noviembre de 2014

El poderoso triunvirato hermano de Aarón, Miriam y Moisés ocupa un lugar destacado desde el comienzo de Éxodo hasta la parashá de esta semana, donde leemos acerca de las muertes de los ilustres hermano y hermana de Moisés. En el tumulto del éxodo y las narrativas del desierto, podemos sentirnos tentados a pasar por alto la evolución de la descripción de la dinámica de relación entre hermanos entre estos miembros fundamentales de la familia. Sin embargo, ¿quién negaría que los roles de Moisés como profeta, maestro, juez y mano derecha de Dios hubieran sido inimaginables sin el apoyo, la colaboración y los desafíos planteados por su hermano y hermana mayores?

Desde una perspectiva psicológica, la parashá de esta semana subraya aún más, si no indirectamente, el efecto de este vínculo estrecho entre hermanos, a través de la respuesta de la gente a las muertes de Aaron y Miriam. Al hacerlo, la Torá invita a sus lectores a contemplar la naturaleza crucial que las relaciones de hermanos ocupan, ciertamente dentro de la intimidad de las familias, pero también en el modo en que estas relaciones a menudo repercuten más allá del nido familiar.

La Torá nunca suprime o ignora las tensiones entre Aarón, Miriam y Moisés. Pero estas dificultades fueron superadas, y en el gran arco de sus vidas juntos, mostraron un admirable grado de cercanía, colaboración y conexión. Los lazos que Aaron, Miriam y Moshé forjaron entre sí, nos ofrecen una forma de pensar sobre la importancia del legado generacional en el judaísmo, expandiendo el concepto más allá de lo que se transmite de padres a hijos a través de una división generacional, a lo que se pasa de hermano a hermano dentro de la misma generación.

 

Fuente: My Brother’s [and Sister’s] Keeper, SARAH TAUBER, ASSISTANT PROFESSOR AT THE WILLIAM DAVIDSON GRADUATE SCHOOL OF JEWISH EDUCATION, Publicado el 30 de junio de 2017 / 5777. http://www.jtsa.edu/the-enduring-effect-of-sibling-bonds

Traducción: Nora J. Kors de Sapoznicoff