Itró – 5778

RECORDAR Y ACORDAR

Por Rabina Silvina Chemen

Parashat Itro

Éxodo 18:1 – 20:23

Parashat Itró tiene como tema central el anuncio de los 10 mandamientos, Aseret Hadibrot. Un evento estremecedor, por cierto; siete semanas luego de la salida de Egipto, todo el pueblo de Israel se reúne al pie del Monte Sinaí. Dios desciende sobre la montaña en medio de truenos, rayos, humo y los sonidos del shofar y hace escuchar los 10 postulados básicos para conformarnos como pueblo. El cuarto habla acerca del Shabat. El Shabat como el primer mandamiento que prescribe una ley sobre el tiempo, sobre lo que hacemos en el tiempo. Seis días a la semana habremos de trabajar, y el séptimo reposaremos, diferenciaremos los días regulares, de dedicación cotidiana y apartaremos de nuestra rutina un día a la semana de dedicación sagrada; no sólo nosotros sino todos los que viven con nosotros. Todos tienen derecho a un tiempo de santidad. Hay tanto para decir del Shabat, aunque hoy quiero referirme al verbo que se utiliza para hablar de la santidad del tiempo:

“Acuérdate del día Sábado para santificarlo.” Shmot, Éxodo 20: 8

¿Qué mensaje encierra esta palabra? ¿Qué valor es sostenido por la acción de “acordarse” del tiempo para santificarlo?

Rashí, Rabi Shlomo Yitzjaki, Francia, siglo XI entiende lo siguiente: “Acuérdate… Ten siempre presente el día del Sábado…”

Y Rashbam, Rabi Shmuel ben Meir, el nieto de Rashi, también exégeta francés del siglo XII entiende por su parte: “Acuérdate del día Sábado”: el verbo recordar se refiere siempre a tiempos pasados…”

Dos posiciones aparentemente encontradas: una que nos pide que recordemos todo el tiempo al día de Shabat, durante nuestros tiempos ordinarios y otro que nos pide que nos acordemos del pasado, en cada día de Shabat, es decir, que revivamos la quietud del primer Shabat después de la tarea de la creación.

Sin embargo yo creo que éstas son interpretaciones complementarias que definen lo que uno debe hacer con el tiempo, con su tiempo, con la historia, con su historia, para que lo que decidamos vivir sea sagrado: uno evoca el pasado para significarlo todos los días. Tanto lo doloroso como las satisfacciones que hemos vivido tienen sentido si las traemos como maestros a lo que sucede en el presente.

El problema se suscita cuando dejamos al pasado en el pasado y vivimos un presente que se desvanece mientras está sucediendo. Y por eso me parece tan sabio el verbo que utiliza la Torá para hablar de la santidad del tiempo. El tiempo es sagrado cuando uno se lo “acuerda” y para ello hay que celebrar un “acuerdo” con las situaciones de la vida que nos han tocado. Un acuerdo de santidad: de recuperar los logros para nutrirnos de ellos y sostenernos cuando se nos presenten momentos de oscuridad, y también de transformar las experiencias difíciles en búsquedas de sentido y entendimiento.

Hay que “acordar” con los “recuerdos”. Hay que pactar con ellos, ni negarlos ni entronizarlos en las glorias de un pasado que nunca volverá. Acordar con ellos es ubicarlos en una situación presente que deviene en la santificación del tiempo.

No somos sin historia. Y tampoco somos sólo historia. La melancolía de los que viven sólo en tiempo pasado profana la vida de los que habitan esos recuerdos y el tiempo presente de quien no puede disfrutar de lo que está transitando.

Quien niega la historia, su historia, está cometiendo el peor acto de profanación; el destierro de la memoria y la arrogancia de la autosuficiencia. Nuestro tiempo es santo cuando lo compartimos con lo que fue, lo que está siendo y lo que devendrá.

Por eso, luego, el Deuteronomio, cuando se vuelvan a mencionar los diez mandamientos, el verbo será distinto: Shamor, Cuida al Sábado, para santificarlo.

Cuando sabés acordar con los recuerdos, estás en condiciones de cuidar y de cuidarte.

Recuerdo y cuidado son las dos dimensiones que nos acercan a la santidad. ¿A qué distancia estaremos de ella?

Fuente: “Un acercamiento al libro del ÉXODO | SHMOT – Reflexiones actuales desde el judaísmo y el cristianismo”,  – 1a ed. – Ciudad Autónoma de Buenos Aires : SAB Libros, 2014. (pag. 29), http://www.buenosaires.gob.ar/sites/gcaba/files/libro_exodo.pdf