Sermons on Genesis

Toldot – 5778

“Y le dijo D’s: hay dos pueblos en tu vientre y de tu interior saldrán dos naciones que se separarán…” (Bereshit 25:23) El nacimiento de estos mellizos diametralmente opuestos entre sí, representa mucho más que el nacimiento de dos personas: marca el nacimiento de dos maneras de confrontarse con la vida: por medio de la fuerza y la violencia o por medio…

Jaiei Sará – 5778

Cosecha tardía La ancianidad suele estar relacionada con el miedo a la muerte. Cuanto más tiempo hemos transcurrido en este mundo, suponemos que cronológicamente más cerca de la muerte estamos. ¿Pero acaso podríamos aseverar que la vejez es la consecuencia de haber vivido? ¿Disfrutamos lo suficiente? ¿Reímos, jugamos, saltamos, corrimos, amamos, besamos, dimos más vida, soñamos…? Sabemos que el límite físico es…

Vaierá – 5778

‘Y vio Sara el hijo de Hagar, la egipcia, que ella le había dado a Abraham, que se burlaba; dijo, entonces, a Abraham: ‘Echa a esta esclava y a su hijo, pues su hijo no habrá de heredar junto con mi hijo, con Itzjak’ (Bereshit 21).
Abraham, algo dolido es cierto, acata la orden de su mujer (Alguien dijo alguna vez que este fue el primer ‘Sí, querida’ de la historia).
Y Hagar partió con Ishamel con una mínima provisión de agua al implacable desierto de Beer Shevá. A los pocos días, la sed pudo más que ellos. Y cuando Hagar pensaba que su hijo Ishmael estaba por morir, Di-s abrió sus ojos y Hagar avistó un pozo de agua con el cual pudo calmar su sed.

Lej Lejá – 5778

“Vete de tu tierra, de tu patria y de la casa de tu padre a la tierra que Yo te mostraré” (Bereshit 12:1).

Abram y Sarai emprenden el camino que los llevará de la comodidad de su tierra natal a la Tierra de Israel. Es tanto un viaje físico como una búsqueda interna, de índole espiritual: lej lejá, literalmente: “vete para ti”, “ve hacia ti”, significa también ve hacia tu alma.

Bereshit – 5778

“La Soledad Es Mala Consejera” El capítulo 2 de Bereshit comienza con el relato de la creación del ser humano que todos conocemos, Dios crea a Adam, el primer hombre, de la Adama (tierra) y un par de versículos después la Torá nos relata cómo, de uno de los costados de este hombre, crea a la mujer. Hasta aquí brevemente un relato…

Vaieshev – 5777

Esta sección de la Torá comienza con los sueños de Iosef, el de las espigas de trigo de sus hermanos que se inclinaban ante la suya y el famoso sueño del sol, la luna y las estrellas que le rendían pleitesía a él.

Y la parashá también finaliza con sueños, los sueños del jefe de los coperos y el jefe de los panaderos, que Iosef interpreta durante su estadía en la cárcel de Egipto.

Vaishlaj – 5777

Aparentemente la relación entre Eisav y Iaakov fue desde un inicio compleja.
De acuerdo al texto bíblico, la confrontación comenzó antes del nacimiento de los mellizos, durante el embarazo de Rivka.

Vaietze – 5777

Iaakov salió de Beer Sheva hacia Jarán y de acuerdo al texto se golpeó o lesionó (vaifgá ויפגע) en el lugar. Este verbo “vaifgá” es complejo.

De acuerdo a una lectura simple y de ahí las traducciones, se refiere a: llegó a un lugar y allí se acostó y durmió.

Jaiei Sará – 5777

Itzjak recibió a Rivká con la expectativa de encontrar en ella una mujer capaz de continuar con la herencia de su madre.
Esta idea se desprende de la interpretación rabínica sobre el versículo: “Y la trajo Isaac a la tienda de su madre Sara, y tomó a Rebeca por mujer, y la amó; y se consoló Isaac después de la muerte de su madre”. Génesis 24:67

Vaiejí – 5776

A pesar que “vaiejí” significa “y vivió” el tema de esta parashá es la muerte. En esta última sección del libro de génesis nos despedimos de Iaakov y también de Iosef. Iaakov bendijo a todos sus hijos y les transmitió palabras aleccionadoras. Asimismo le pidió a Iosef que el día de su muerte se ocupe de llevarlo a la tierra de Israel…