Sermons on Genesis

Vaieshev – 5777

Esta sección de la Torá comienza con los sueños de Iosef, el de las espigas de trigo de sus hermanos que se inclinaban ante la suya y el famoso sueño del sol, la luna y las estrellas que le rendían pleitesía a él.

Y la parashá también finaliza con sueños, los sueños del jefe de los coperos y el jefe de los panaderos, que Iosef interpreta durante su estadía en la cárcel de Egipto.

Vaishlaj – 5777

Aparentemente la relación entre Eisav y Iaakov fue desde un inicio compleja.
De acuerdo al texto bíblico, la confrontación comenzó antes del nacimiento de los mellizos, durante el embarazo de Rivka.

Vaietze – 5777

Iaakov salió de Beer Sheva hacia Jarán y de acuerdo al texto se golpeó o lesionó (vaifgá ויפגע) en el lugar. Este verbo “vaifgá” es complejo.

De acuerdo a una lectura simple y de ahí las traducciones, se refiere a: llegó a un lugar y allí se acostó y durmió.

Jaiei Sará – 5777

Itzjak recibió a Rivká con la expectativa de encontrar en ella una mujer capaz de continuar con la herencia de su madre.
Esta idea se desprende de la interpretación rabínica sobre el versículo: “Y la trajo Isaac a la tienda de su madre Sara, y tomó a Rebeca por mujer, y la amó; y se consoló Isaac después de la muerte de su madre”. Génesis 24:67

Vaiejí – 5776

A pesar que “vaiejí” significa “y vivió” el tema de esta parashá es la muerte. En esta última sección del libro de génesis nos despedimos de Iaakov y también de Iosef. Iaakov bendijo a todos sus hijos y les transmitió palabras aleccionadoras. Asimismo le pidió a Iosef que el día de su muerte se ocupe de llevarlo a la tierra de Israel…

Vaigash – 5776

Los reencuentros son los sucesos centrales en esta parashá. En uno de ellos y quizás el más llamativo se encontró el faraón con Iaakov y sus hijos. Antes Iosef aconsejó a sus hermanos: “Y cuando Faraón os llamare y dijere: ¿Cuál es vuestro oficio? entonces diréis: Hombres de ganadería han sido tus siervos desde nuestra juventud hasta ahora, nosotros y nuestros padres;…

Miketz – 5776

Iosef logró finalmente abandonar la cárcel cuando el jefe de los coperos, lo recordó y lo tuvo en cuenta. Este hombre de la corte del faraón de Egipto, había conocido a Iosef durante su estadía en la cárcel y allí Iosef interpretó su sueño. “Entonces el jefe de los coperos contó su sueño a José, y le dijo: Yo soñaba que veía…

Vaietze – 5776

Por Rabina Judy Nowominski.

La presencia de los malajim- מלאכים ángeles o enviados de Dios, es notoria y recurrente en esta sección de la Torá.

Al comienzo de la parashá Iaakov sueña con una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo llegaba al cielo, y ángeles de Dios subían y descendían por ella.

“Salió, pues, Jacob de Beersheba, y fue a Harán. Y llegó a un cierto lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y se acostó en aquel lugar. Y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella”. Génesis 28: 10-12