“Encontré el duelo y elegí la vida”

Por Alan Groisman (Madrij de Omanim – 6to grado)

Mientras escuchábamos a Yinnon contar su inspirador testimonio, noté algo curioso. Algo en su rostro. Su cara no denotaba dolor ni sufrimiento, sino superación. Gente al rededor de todo el mundo reacciona de maneras diferentes por la pérdida de un ser querido, pero quien una vez fue paracaidista, lo tomó de una manera esperanzadora.
Tras haber perdido a su hijo y a su hermano en Gaza (2003) y en la guerra de Iom Kipur (1973) respectivamente, Yinnon afirma “encontré el duelo, y elegí la vida”.
Mantiene la memoria de sus seres queridos, muertos en batalla, a través de la transmisión de los valores del deporte en una escuela de fútbol para niños con capacidades diferentes.
Hace poco, su nieto ingresó a la misma fuerza especial a la que pertenecía su padre (hijo de Yinnon) y se encontró ante la disyuntiva de elegir entre asistir o no, teniendo en cuenta que había perdido a un familiar allí. Tal es su orgullo por el Estado de Israel y por las fuerzas de defensa Israelí que al presentarse esta situación, Yinnon alentó a su nieto a ingresar. A honrar el nombre de su padre.