Jol Hamoed de Sucot

Por Diego Vovchuk, Rabino.

Hablaba Iair con su rabino ¿cómo, 8 días en la Sucá? Pero si el jag son los dos primeros y los dos últimos… Es demasiado, tengo muchas cosas para hacer…

Hay dos jaguim en nuestros calendarios, Pesaj y Sucot, que duran según lo indicado en la Torá 7 días, pero como vivimos fuera de Israel duran un día más, o sea 8, los dos primeros y los dos últimos son Iom Tov, es decir fiesta y, por lo tanto, hay ciertas cosas que no podemos hacer, el resto es Jol Hamoed, o en español, “lo común entre lo especial” aunque muchas veces lo traducimos como “lo profano entre lo sagrado”, en lo personal prefiero la primera traducción, para mí no hay algo profano en un día de semana o un día que no es Jag, es un día un poco menos sagrado tal vez, un poco menos especial…

Sin embargo, si bien nuestro calendario nos recuerda que hay días sagrados o especiales, la realidad es que nosotros podemos hacer de cada momento algo sagrado o especial, la forma en que vivimos cada momento puede ser para nosotros ese espacio sagrado, agradecer al despertarnos, bendecir antes y después de comer, ayudar a otro, poner en ejercicio permanente el “amarás a tu prójimo como a ti mismo” … muchas cosas que hacemos durante el día y nuestra forma de vivir pueden hacer que cada día que vivimos sea especial…

De eso me parece trata Jol Hamoed, de recordarnos que todo tiempo puede ser especial, no sólo Iom Tov en sí mismo y depende de nosotros hacer que cada instante que vivimos sea un momento único e irrepetible.

Hacer que nuestra vida sean momentos especiales depende pura y exclusivamente de nosotros.

Quiera Dios, queramos nosotros que el vivir sea siempre un momento especial.

Moadim Lesimjá